jueves, 21 de noviembre de 2013

" Un innovador estudio sugiere que las personas con trastornos del espectro autista como el síndrome de Asperger no carecen de empatía

Hoy quiero compartir con ustedes un articulo que a mi punto de vista es lectura obligada para cualquier persona que convive o trabaja con individuos del espectro Autista. El articulo en custion trata sobre la empatia que sienten las personas con esta discapacidad y como la manejan. 

Primero que nada definamos que es "Empatia": Es el sentimiento de participacion efectiva de una persona en la realidad que afecta a otra. La empatia consiste en ser capaz de ponerse en la situacion de los demas.

Aclarado esto aqui el articulo escrito por Maia Szalavitz y traducido al español:

"Un innovador estudio sugiere que las personas con trastornos del espectro autista como el síndrome de Asperger no carecen de empatia más bien, ellos sienten las emociones de los demás con demasiada intensidad para hacerle frente. "
  

Las personas con el síndrome de Asperger , una forma de autismo de alto funcionamiento , a menudo son estereotipados como solitarios distantes o frikis robóticos. Pero ¿y si lo que parece frialdad con el mundo exterior es una respuesta a ser abrumado por la emoción, un exceso de empatía, no la falta de ella ?Esta idea resuena en muchas personas que sufren de trastornos del espectro autista y sus familias. También concuerda con la teoría del " mundo intenso " , una nueva manera de pensar acerca de la naturaleza del autismo.

Como postuló Henry Markram y Kamila, del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Lausanne , la teoría sugiere que el problema fundamental en los trastornos del espectro autista no es una deficiencia social, sino más bien, una hipersensibilidad a la experiencia, que incluye una respuesta de miedo abrumador. "No puedo entrar en una habitación y sentir lo que todos sienten ", dice Markram Kamila .  "El problema es que todo viene más rápido de lo que puedo procesarlo. Hay quienes dicen que los autistas no sienten lo suficientemente. Nosotros estamos diciendo exactamente lo contrario : ellos sienten demasiado " .Prácticamente todas las personas con trastorno de espectro autista o TEA, informan varios tipos de exceso de sensibilidad y miedo intenso . Los Markrams argumentan que las dificultades sociales de las personas con trastornos del espectro autista se derivan de tratar de hacer frente a un mundo en el que alguien ha subido el volumen de todos los sentidos y sentimientos hasta después de 10 .

Si escuchar las voces de sus padres mientras estaban sentados en su cuna la sentían como escuchar la musica acida de Lou Reed Metal Machine entonces puede ser que prefieran acurrucarse en un rincón y mecerse. Pero , por supuesto , este tipo de aislamiento y comportamiento auto - calmante, - movimientos repetitivos , haciéndose eco de las palabras o acciones , en su defecto a los ojos,  interfiere con el desarrollo social. Sin la experiencia de otros niños que se obtiene a través de las interacciones sociales normales , los niños en el espectro nunca aprenden a entender las señales sutiles.



Phil Schwarz, vicepresidente de la Asociación de Asperger de Nueva Inglaterra, añade "Creo que la mayoría de las personas con TEA sienten empatía y cuidado emocional sobre el bienestar de los demás muy profundamente".
Así que , ¿por qué tanta gente ve una falta de empatía como una característica definitoria del trastorno del espectro autista ?  
El problema comienza con la complejidad de la propia empatía. Un aspecto es simplemente la capacidad de ver el mundo desde la perspectiva de la otra . Otro es más emocional, la capacidad de imaginar lo que el otro siente y se preocupan por su dolor como resultado .

Los niños autistas tienden a desarrollar la primera parte de la empatía que se llama " teoría de la mente " más tarde que otros niños. Esto se demostró en un experimento clásico . Se les pide a los niños ver a dos títeres, Sally y Anne . Sally se toma una canica y la coloca en una canasta, luego abandona el escenario. Mientras que ella se ha ido, Anne toma la canica y la coloca en una caja. Entonces a los niños se les pide : ¿Dónde buscará Sally primero por su canica cuando vuelva ?Muchos de 4 años de edad saben que Sally no vio Anne mover la canica , por lo que no se equivocan. A los 10 o 11 , los niños con discapacidades del desarrollo que tiene un coeficiente intelectual verbal que equivale a 3 años también lo hacen bien . Pero el 80 por ciento de los niños autistas de edad 10 a 11 suponen que Sally verá en la caja , porque saben que ahí es donde la canica esta y ellos no se dan cuenta que otras personas no comparten todos sus conocimientos.
Por supuesto , si no te das cuenta de que otros están viendo y sintiendo cosas diferentes , bien podrían actuar con menos cariño hacia ellos.

Se toma a los niños autistas mucho más tiempo que los niños sin autismo determinar que otras personas tienen diferentes experiencias y perspectivas y el momento de este desarrollo es muy variable. Pero eso no significa que una vez que las personas con trastorno del espectro autista se den cuenta de la experiencia de otras personas,  no les importe o quieran conectar.

Schwarz, de la asociación de Nueva Inglaterra Asperger, dice que todos los adultos autistas que conoce sobre la edad de 18 años tienen un mejor sentido de lo que otros saben que lo que sugiere la prueba de Sally / Anne.




Cuando se trata de no entender el estado interior de la mente muy diferentes a las nuestras, la mayoría de las personas también hacen un pésimo trabajo, dice Schwarz. "Pero la mayoría no autista consigue un pase libre porque, si se supone que la mente de la otra persona funciona como la suya propia, tienen muchas más posibilidades de estar en lo correcto" . Así, cuando por ejemplo , un niño con conversaciones de Asperger incesantemente sobre sus intensos intereses, el no esta deliberadamente dominando la conversación tanto como simplemente no tener en cuenta que puede haber una diferencia entre sus intereses y la de sus compañeros.

En cuanto al aspecto cuidado de la empatía , un animado debate que parece apoyar la teoría Markrams ' apareció en el sitio web para las personas con trastorno del espectro autista llamado WrongPlanet.net , después que una madre escribió para preguntar si la empatía de su hija socialmente inmadura podría posiblemente ser de Sindrome de Asperger .

"En todo caso , me esfuerzo por tener demasiada empatía", dice una persona. " Si alguien se siente mal , estoy molesto . Hubo momentos en la escuela cuando otras personas se portaban mal , y si el maestro les regañó , me sentí como que me estaban reprendiendo."
Dijo otro : "No tengo ni idea cuando se trata de leer las señales sutiles pero soy muy empático . Puedo entrar en una habitación y sentir lo que todos sienten y creo que esto es bastante común en AS / autismo. El problema es que todo viene más rápido de lo que puedo procesarlo " .Los estudios han demostrado que cuando las personas se sienten abrumados por sentimientos empáticos , tienden a retroceder. Cuando el dolor de otra persona le afecta profundamente , puede ser difícil alcanzalo en vez de darle la espalda. Para las personas con trastorno del espectro autista , estos sentimientos de empatía pueden ser tan intensos que se retiran de una manera que parecieran fríos o indiferentes."Estos niños no son realmente carente de emociones . Ellos quieren interactuar, es sólo difícil para ellos " , dice Markram . "Es muy triste, porque se trata de personas muy capaces. Pero el mundo es demasiado intenso , por lo que tienen que retirar


miércoles, 7 de agosto de 2013



Hola a todos..... de nuevo quiero compartir los usos de las Flores de Bach con una breve y facil descripcion para hacerles mas facil su uso, al lado de cada flor colocare el numero que le corresponde para cuando lleven a preparar la receta o formula a la farmacia....Espero que les sea muy util esta informacion y saludable...


MIEDO
Flores usadas:
ASPEN ( 2 ): Temores vagos e indeterminados de origen desconocido, que aparecen repentinamente sin causa aparente, aprehension, presagio. Ejemplo: Ansiedad. Ninos con miedo nocturno, que piden dormir con la luz encendida y la puerta abierta.
CHERRY PLUM ( 6 ): Miedo a que la mente pierda su control, a hacer cosas por impulso que son terribles y que se saben no son correctas porque no las hariamos normalmente. Ejemplo: Ninos que se orinan la cama. Ninos que sufren de pataletas. Miedo a cometer maltrato infantil.
MIMULUS ( 20 ): Miedos de origen conocidos por las cosas de la vida diaria. Ejemplo: la oscuridad, la pobreza, las alturas, envejecer, el cancer, hablar en publico.
RED CHESNUT ( 25 ): Miedos o ansiedad por el bienestar de otras personas. Ejemplo: excesiva preocupacion por los otros, temor constante de que algo malo les va a pasar. Para los padres que todo el tiempo temen que algo malo le pase a sus hijos. Esta flor es muy indicada para cortar lo que llamamos el cordon umbilical con los demas, independizarse.
ROCK ROSE ( 26 ): Terror, panico, miedo extremo. Util cuando alguien se siente aterrorizado por un accidente o una enfermedad repentina. Util tambien en pesadillas de los ninos, terrores nocturnos.


PREOCUPACION EXCESIVA POR EL BIENESTAR AJENO
Flores usadas:
BEECH ( 3 ): Intolerancia, arrogancia. Critica hacia los demas. Personas con problemas digestivos, rigidez de los musculos, en la parte superior del pecho, mandibula y brazos, intolerancia a los ruidos.
CHICORY ( 8 ): Actitud posesiva. Exigen atencion. Controladores y sobreprotectores, se preocupan demasiado por las personas que quieren. Tipico super padre o madre. Se usa en ninos que tratan de centrar atencion en ellos interrumpiendo las conversaciones de sus padres cuando hay visitas. No saben esperar su turno.
ROCK WATER ( 27 ): Rigidez moral. Deseo de ser el ejemplo a imitar. Auto represion. Auto negacion, se niegan a placeres de la vida por ser dmasiados rigidos y duros consigo mismo.
VERVAIN ( 31 ): Exceso de entusiamo. Fanatismo. Siempre creen que tienen la ultima palabra. Quieren convencer a otro de sus ideas. Util en los ninos hiperactivos. Ninos que no quieren ir a dormir.
VINE ( 32 ): Dominacion, tirania. Poder. Tratan de persuadir a otros que hagan las cosas como ellos dicen, acostubrados a que se les obedezca. Util para los padres que manejan su hogar con fuerte exigencia.


INCERTIDUMBRE

Flores usadas:
CERATO ( 5 ): Siempre busca confirmacion y consejo de los otros porque desconfia de sus propios criterios y decisiones, a menudo sale mal orientado. Personas que no escuchan su propia intuicion, su propia voz interior. Ninos indecisos e inseguridad.
GENTIAN ( 12 ): Desanimo, descorazonamiento, duda, falta de fe. Cualquier obstaculo produce melancolia, depresion por causas desconocidas. Pesimismo. Depresion por muerte. Ninos frustrados por bajo rendimiento escolar, negativa a regresar a la escuela.
GORSE ( 13 ): Desesperanza, renunciacion, perdida del espiritu de lucha, dejar los asuntos como estan por creer que no se pueden resolver. Pacientes con enfermedad cronica. Ninos con baja socializacion.
HORNBEAM ( 17 ): Cansansio, fatiga fisica y mental, lentitud. No tener fuerzas fisicas para realizar actividades diarias.
SCLERANTHUS ( 28 ): Incertidumbre, indecision, vacilacion entre dos alternativas. Inestabilidad, temperamento cambiante de un momento a otro. util en ninos con cambios de humor y temperamentales.
WILD OAT ( 36 ): Desanimo, insatisfacion, nada les produce felicidad. Ninos pasivos e introvertidos.


DESALIENTO Y DESESPERACION

Flores usadas:
CRAB APPLE: ( 10 ): Limpiador de impurezas fisicas y mentales. Avergonzado de su apariencia, ideas obsesivas.
ELM ( 11 ): Agotamiento por responsabilidades. Abrumacion, sentimientos ocasionales de incapacidad, dependientes de lo que realizan por temor a que se derrube si ellos no estan. Ninos perfeccionistas.
LARCH ( 19 ): Falta de confianza en si mismo. Anticipacion al fracaso. Sentimiento de inseguridad, deconfianza en sus habilidades. Ninos dependientes de sus madres. Posponer los asuntos o actividades, no se arriesgan.
OAK ( 22 ): Sentido del deber, luchadores, no se rinden. Ninos que no piden ayuda, que se exceden y no se quejan.
PINE ( 24 ) Sentimiento de culpa. Autoacusacion, se reprochan, inclusive hasta por lo que otros han hecho. Se culpan de los errores de los demas, dispuestos al sacrificio.
STAR OF BETHLEHEM ( 29 ): Perdida de un ser querido, efectos posteriores a un shock fisico o mental. Util para sanar traumas pasados. Catalizador.
SWEET CHESNUT ( 30 ): Angustia mental extrema. Desesperacion. Sentirse acorralado. Que ya no se puede tolerar nada mas. Que se ha llegado al limite de la resistencia. Ninos con alta intolerancia.
WILLOW ( 38 ): Resentimiento. Rencor, amargura, pesimismo, siempre culpan a los otros de lo que les esta pasando. No les gusta admitir mejorias.


SOLEDAD

Flores usadas:
HEATHER ( 14 ): Egocentrismo. Egoismo. No escuchan a los demas. No soportan estar solos. Hablan siempre de si mismo. Hablan sin parar. Utiles en estados hipocondriacos.
IMPATIENTS ( 18 ): Impaciencia. personas rapidas de accion y pensamiento. No toleran a los lentos. Impetuosidad. Impulsividad. Trabajan solos. Ninos que sufren pataletas ante situaciones frustrantes. Ninos hiperactivos.
WATER VIOLET ( 34 ): Orgullo, retraimiento, exclusividad. Ninos que no quieren la ayuda de los demas y se aislan, se sienten capaces. Exceso de independencia. Ayuda a la comunicacion de ninos reservados. 





domingo, 6 de enero de 2013



La medalla que parecía imposible

 El diagnóstico de los médicos cuando era pequeño fue que tenía retardo y que ni siquiera llegaría a hablar. Sin embargo, hace dos meses, Ernesto Andrés Angulo se graduó de citotecnólogo. De acuerdo con la Secretaría de la UCV, es el primer estudiante con autismo egresado de esa casa de estudios


Las 4.000 piezas pequeñísimas no son ningún reto para él. El enorme rompecabezas que está sobre la mesa del comedor pronto estará terminado. Eso sí, nadie puede mover ninguna de las piezas.
Aunque parezcan idénticas, él se daría cuenta rápidamente del más mínimo cambio, como detalla una hormiga minúscula que camina cerca del plato de galletas, un vello que se desvía de la ceja de su mamá o una célula que se diferencia de sus gemelas en un microscopio.

La culminación del difícil rompecabezas ­tarea de la que podría desertar más de uno­ es sólo un desafío más en la vida de Ernesto Andrés Angulo, un muchacho que ha logrado derrumbar todo pronóstico. La Secretaría de la Universidad Central de Venezuela asegura que es el primer alumno con diagnóstico de autismo que se ha graduado en esa casa de estudios. En diciembre de 2009, en un Aula Magna que se reventaba de aplausos, recibió su título de técnico superior universitario en Citotecnología.

Y ahora es uno de los tres profesionales que estudian la morfología de las células en el Hospital Oncológico Padre Machado.

Solos. Ernesto lo expresó cuando tenía como 16 años de edad: "Quiero ir a la universidad". Su mamá, Elizabeth Figueras, al principio no supo cómo reaccionar, nunca esperó tal afirmación. La historia clínica de su hijo había empezado con mucho pesimismo. Un examen de sangre detectó, cuando era un bebé, que su sistema inmunológico no funcionaba. Al año y medio no hablaba y los estudios revelaron que la edad mental era de 5 meses.

"Los médicos nos dijeron que tenía retardo, que no llegaría a hablar ni dejaría los pañales. Ese primer diagnóstico nos batuqueó. Lloramos y lloramos", recuerda Elizabeth.

Pero la voluntad es rebelde por naturaleza y los padres no se conformaron con el desesperanzador futuro. Hicieron todo tipo de terapias para lograr que la edad mental de su hijo alcanzara la cronológica. Preguntaron, investigaron, ahorraron dinero y fueron a Estados Unidos a buscar expertos que les dieran luz sobre qué pasaba con el niño. El diagnóstico les iba a dictar un camino: su hijo tenía Síndrome de Asperger, una forma de autismo moderado.

En ese momento, los padres no tenían ni idea de lo que era ni de lo que podían esperar. Se sabía poco. Para ellos, como para muchos, un niño autista era aquel que tenía movimientos repetitivos de balanceo y Ernesto no era así. Poco tiempo después, en Venezuela, una experta en el tema, Lilia Negrón, ratificó el diagnóstico.

"Nosotros estábamos solos en esto. Hace 22 años lo que nos estaba pasando era una incógnita. Así que donde había algún adelanto, allá íbamos, no importaba el precio; mi esposo decía que aunque ganáramos 1% de mejoría, valía la pena cualquier gasto", cuenta Elizabeth, una ingeniera civil que, aunque nunca dejó de trabajar, ha dedicado la vida a su hijo.

Ernesto cotidiano. Ernesto aprendió a montar bicicleta, a columpiarse, a lanzarse de un tobogán. Todo lo que para otros niños es intuitivo, para él fue a través del aprendizaje sistemático. Sus padres querían que hiciera todo lo que hacían los demás. "Le compramos un triciclo cuando tenía 3 años de edad y hubo que enseñarle a mover las piernas. Le enseñé a comer con la boca cerrada poniéndole un espejo para que se viera. Apenas se lo ponía, cerraba la boca. Fue dificilísimo que aprendiera los días de la semana. Le costó leer y tardó mucho en aprender a sumar, le llevó 7 años lograrlo, aún el dinero no lo maneja bien", cuenta la mamá.

Los días eran largos para Elizabeth y Ernesto. "Desde pequeño siempre le dije que tenía que esforzarse más que los demás. Me decía que las mujeres éramos unas dictadoras".

Gracias a la perseverancia, habla y lee en inglés. Nunca le gustó batear, ni patear ni correr, pero le encanta la cultura egipcia, el almanaque mundial y hacer sopa de letras como aprendió de su abuela. Le gustan los libros de Dan Brown (el autor de El código Da Vinci) y también se ha leído todos los de Harry Potter.

A la UCV. Si algo le ha fascinado a Ernesto desde pequeño son los tapabocas de los médicos. Siempre llevaba unos con él y quería que sus primos se los pusieran para jugar. En una ocasión hizo que se lo pusieran los obreros que hacían una reparación en su casa. Cuando su tía, que es médico, le regaló una bata desechable de cirujano, fue feliz.

Hizo toda su escolaridad en un colegio privado en San Bernardino. "No sabía qué íbamos a alcanzar, pero cuando él estaba en quinto grado la maestra dijo que llegaría a bachiller, era algo que no imaginaba", cuenta Elizabeth. Y sí, Ernesto se graduó. Y cuando expresó que quería ir a la universidad ­"A la UCV, como mi papá", dijo­, la familia empezó a buscar carreras que se parecieran a sus dos intereses: la medicina y los libros. Al final, un tío médico recomendó probar con Citotecnología. Antes de buscar cupo, el muchacho hizo pasantías en el Instituto Anatomopatológico de la UCV. Fue una prueba de la que salió bien parado, con una carta de recomendación que avalaba que tenía aptitudes para esa especialidad.

Vino el otro temor de la madre: ¿cómo entraría en la universidad un joven que nunca ha bía pasado un test psicológico? La puerta se abrió: la UCV había incluido la discapacidad intelectual dentro del convenio de ingreso para personas con esa condición. "Ir a la universidad era una prueba, no sabíamos qué pasaría, pero él tenía que vivir en el mundo real. Le dieron la oportunidad de entrar a estudiar Citotecnología en la Escuela de Medicina José María Vargas. Era la primera vez que lográbamos algo sin rogar. Él fue el primer estudiante de su colegio en ir a la UCV".

Rosalba Maingón fue la psicóloga que acompañó todo el proceso en la universidad.

"Aunque en la Facultad de Medicina no habían tenido experiencia con alumnos con autismo, lo aceptaron". Señala que hubo dudas de los docentes sobre qué pasaría con su ejercicio profesional. "Les informé que era muy inteligente y que en Europa había experiencia de trabajo supervisado de personas con autismo, es decir, que sus diagnósticos podían ser revisados por otro profesional".

La psicólogo elaboró un protocolo para los profesores, que incluía la petición de que lo sentaran adelante y le dieran más tiempo en los exámenes.

Algunos docentes lo cumplieron y otros no. No fue fácil. Ernesto reprobó varias materias el primer año. "Decía que nos había decepcionado, se descontroló,
yo tenía miedo porque las presiones pueden tumbar a los muchachos como él" cuenta la mama.

Pero la comprensión por parte de algunos profesores fue vital. "Las puertas están abiertas para él", dijo el coordinador de la carrera. Y el propio Ernesto dijo que volvía a la universidad. "Con él, la UCV mostró su cara más humana", asegura Elizabeth.

El segundo año todo cambió.

Nunca más raspó una materia y en algunas obtuvo las mejores notas. Miguel, un compañero de los cursos superiores, le sirvió de tutor el resto de la carrera. Ingrist Alemán, su profesora de bioquímica, refiere: "Al principio fue difícil darle clases, después pude tener más contacto con él. Vi cómo se comportaba, que no fijaba la mirada, empecé a trabajar basándome en sus características. Él brillaba por su capacidad de memoria, le hice más exámenes orales y le di un poco más de tiempo en los escritos porque era muy lento escribiendo. Venía cada semana en un horario para discutir lo que había visto en clase. Y salió muy bien".

Hubo quien dijo que él era un peligro profesional, una paciente lo insultó. Pero sus profesores lo apoyaron. En 2009, ya en el último semestre, hizo pasantía en cuatro hospitales. Al finalizar, recibió una oferta del Hospital Oncológico Padre Machado para que trabajara cuatro mañanas a la semana. Tito Pomenta, un citotecnólogo que labora con él, comenta: "Ernesto es como cualquier otro trabajador, tiene una capacidad visual increíble, una gran memoria.

Me impresiona que puede recordar cada caso con sólo ver el número de expediente. Se concentra mucho, diagnostica muy bien". Almuerza, comparte y hasta bromea con sus compañeros cuando tiene confianza. Es diferente, pero es uno más.

El arte de creer. Sobre una mesa del cuarto de Ernesto, los regalos siguen envueltos. Le gusta verlos así, escondidos dentro de esas cajas de frondosos lazos de colores. Allí hay obsequios de su cumpleaños, de la Navidad y de su graduación. Están todos esos CD que le han regalado, con música que le gusta, pero él insiste en oír todos los días el mismo disco, el que tiene los temas de la telenovela Chiquititas. Lo escucha en el carro, cuando su mamá lo lleva al trabajo.

Así es él. No puede andar solo, ni siquiera cruzar una calle, dos veces han estado a punto de atropellarlo. Sin embargo, es capaz de repetir de memoria una clase que aprendió hace años.

Ernesto no suelta la medalla dorada de la UCV. Él cree que es de oro. Sueña con ella desde el día que dijo que se graduaría en la misma universidad en la que estudió su padre. "El único que creyó en él fue él mismo", dice su mamá. Pero es mentira, porque ella siempre creyó en él.
Fuente: 
http://impresodigital.el-nacional.com/ediciones/2010/02/14/





FAMILIA Y FLORES DE BACH
Por Magdalena Calvo de Sosnowshy

Cree que es tuyo...


"Por eso les digo: cuando pidan algo en la oraciòn, crean que ya lo tienen y lo obtendràn" Marcos 11:24


Sabìas que la duda, la ansiedad, el miedo y la inseguridad son las emociones que te bloquean y te impiden avanzar en tus proyectos y metas?

Estas emociones te desempoderan y dificultan tu enfoque en las acciones que te conduciràn a concretar los resultados esperados.  

La duda y la inseguridad te paralizan. La ansiedad y el miedo te someten a la inferioridad. Y "sin quererlo" apareceràn las excusas "vàlidas"para desanimarte y convencerte, de que "es muy dificil" o quizas "no es el momento" para seguir con tus proyectos. 

Te vas quedando sin fuerzas suficientes y desistes de intentarlo.  Abandonas, pospones y te saboteas las oportunidades.  

La mayorìa de las veces, esto ocurrirà con tal sutileza que ni te daràs cuenta de ello. Eres tu mismo quien ha atraido tales obstàculos. Es la puesta en escena de patrones de comportamiento limitantes y en su mayoria inconcientes, que se ponen en marcha e impiden tu pleno desarrollo espiritual y material.  

Apareceràn los fantasmas de quienes "te envidian y no te dan la oportunidad". El jefe que "no te favorece porque es incapaz de apreciar tu talento". Y la culpa de tu fracaso se deposita en otros, liberàndote a ti de la responsabilidad de tus resultados. He aquì a la vìctima de las circunstancias.

Cuando "crees internamente que las cosas te pertenecen" porque tienes derecho a la felicidad, sientes que la vida es amigable y te sientes merecedor(a) de los bienes y bendiciones de la existencia, te estaràs impregnando de un fuerza interior que atrae hacia ti, cosas maravillosas. 

Rescata la capacidad de creer que la vida es mucho màs que una rutina de quehaceres poco inspiradores. Solo tu puedes hacer los cambios y hay que empezar por observarse a si mismo y preguntarse si lo que haces y vives te llena de PODER sobre ti mismo.
De no ser asì, llegò la hora (si tu lo decides) de poner en marcha tu fuerza de voluntad para reconocer los comportamientos limitantes para decidir cambiarlos. 




Las Flores de Bach, son un recurso valioso que puede ayudarte a superar los miedos, la inseguridad, la duda y la ansiedad. Al liberarte de estas emociones limitantes, podràs actuar desde la plenitud de tus talentos y recursos internos.

Algunas sugerencias:

Aspen: Ayudará a superar la ansiedad y esos miedos desconocidos  que la persona no logra reconocer.  

Larch: Serà muy útil para recobrar la confianza en si mismo. 

Hornbeam: Permitirà superar la flojera y la tendencia a posponer. 

Wild Oat: para quienes sufren de incertidumbre respecto al camino a seguir en sus vidas. 


"La confianza en si mismo en el primer secreto del exito" Ralph Waldo Emerson (1803-1882) Pensador Estadounidense